¿Cómo va la educación en México?

Dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), se encuentra el número cuatro: Educación de CalidadUn objetivo que permite enseñar y fomentar en la juventud los valores y comportamientos que se necesitan para lograr los otros 16, desde el respeto al medio ambiente, hasta vivir la diversidad o generar personas capaces de hacer frente al mundo actual. Pero ¿qué tan lejos está México de lograr el ODS 4?

Conocimientos y niveles educativos

La Agenda 2030 contempla que niñas y niños tengan acceso a una educación preescolar de calidad, que terminen los ciclos de educación primaria y secundaria, y que estos sean  gratuitos, equitativos, de calidad y con resultados eficientes y pertinentes.

En este aspecto, en México, de acuerdo con el último censo educativo (2013-2014), 53.7% de la población de 3 a 5 años asistía al preescolar; de la población de 6 a 11 años de edad, 96.7% asistía a primaria; mientras que el 91.4% de los jóvenes de 12 a 14 años cursaba la secundaria.

A pesar de la alta asistencia a la escuela, datos de la OCDE y la prueba PISA de 2015, muestran que México se encuentra por debajo del promedio mundial en ciencias, matemáticas y lectura y que menos del 1% de los estudiantes alcanza el nivel de excelencia.

Educación

Así mismo de acuerdo con el reporte Panorama Educativo en México del INEE, 60% de los alumnos de sexto de primaria y tercero de secundaria tienen un nivel deficiente en matemáticas, de los alumnos de secundaria, solo un 7.5% alcanzaron un nivel satisfactorio. En el mismo reporte se expone que casi la mitad de los alumnos de primaria y el 29.4% de los alumnos de secundaria poseen un nivel insuficiente en temas de dominio de lenguaje y comunicación.

Pero esto no es lo único, pues en México, de acuerdo con el reporte Tod@s de Mexicanos Primero, jóvenes de las familias más ricas, a la edad de 15 años poseen en promedio 3.9 años más de aprendizaje que las y los jóvenes de las familias más pobres.

educación

Fuente: Tod@s, Mexicanos Primero

De igual forma, dentro de sus metas, el objetivo cuatro plantea asegurar el acceso a una formación técnica, profesional y superior de calidad. Sin embargo de los 6.5 millones de jóvenes en edad de recibir educación media-superior y de los 8.7 en edad de recibir educación superior, solo 3.6 millones asistían a bachillerato y otros 300,000 recibían formación técnica, mientras que 2,5 millones cursaban alguna licenciatura, 196,000 un posgrado y otros 104,000 una formación técnica superior.

educación

Barreras para la educación

A todo lo mencionado se le suma la desigualdad en la educación, donde 48% de las escuelas no cuentan con drenaje, 31% más no tienen acceso al agua potable, 12.8% no cuentan con sanitarios y 11.2% no cuentan con energía eléctrica. De igual forma, en 61.2% no hay equipo de cómputo que sirva, de acuerdo con informe de Oxfam. Mientras que el reporte Tod@s de Mexicanos primero y el INCRE, de la misma institución, indican que 8 de cada 10 escuelas no cuentan con rampas de acceso para personas con discapacidad motriz.

Así mismo, de acuerdo al reporte Tod@s de Mexicanos Primero, solo 1 de cada 10 alumnos que tienen barreras para la el aprendizaje y la participación, cuentan con apoyo especializado; además de indicar que 8 de cada 10 niños de poblaciones indígenas tienen un aprendizaje insuficiente y que en 4 de cada 10 escuelas donde asisten hablantes de lenguas indígenas, los docentes no hablan la misma lengua que los alumnos.

Educación

De igual forma algunos segmentos poblacionales, como la población indígena, enfrentan aún más barreras para acceder en condiciones de igualdad a la educación. De acuerdo a datos de la UNICEF,  de las 24,625 escuelas con alumnos o docentes hablantes de alguna lengua indígena, en tan solo en el 59.7% de ellas, los docentes hablan la misma lengua que los alumnos, en el 25% los docentes hablan una lengua distinta que la de los alumnos y en el 9.5% solo hablan la misma lengua de algunos alumnos.

Todo lo anterior representa un gran desafío para lograr que en 2030, se logre ofrecer el acceso en condiciones de igualdad para todos, para que las instalaciones escolares respondan a las necesidades de las personas discapacitadas y que ofrezcan entornos inclusivos.

VIAJAR

Los retos están ahí: una mejora en el aprendizaje, otorgar mayor acceso a la educación y mejorar la infraestructura necesaria para que esta pueda llevarse a cabo, y corresponde a todos los mexicanos participar para que este cambio pueda ocurrir.

Si te interesa saber más, no te olvides de seguirnos en las redes sociales o bien, puedes tomar una práctica de voluntariado, en temas de educación.

 

Benjamín Conde
Benjamín Conde
17 comments
1 reply

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Responder a Luisa Canteras Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *