Unas vacaciones que cambiaron mi vida

A lo largo de nuestra vida se nos van presentando situaciones y eventos que nos hacen cambiar de una u otra forma, las experiencias nos van moldeando por dentro y por fuera y nuestra perspectiva es constantemente desafiada además de ser alterada por estas cosas. Todos llegamos a vivir algo que nos hace dar un giro dramático en una dirección distinta a la prevista, puede ser un accidente, conocer a alguien o leer un libro que de verdad marcara tu forma de ser.

Para mí fueron unas vacaciones en la ciudad capital de mi país: Ciudad de México.

DSC01045

Como Chihuahuense no soy la persona más acostumbrada a las grandes ciudades o a un estilo de vida muy exuberante, de hecho es todo lo contrario, con una familia que adora ir a la playa todos los años dedicábamos el descanso de la vida laboral y escolar para conocer Mazatlán, Cancún, Puerto Vallarta, etc, pero este año decidí variar un poco el asunto así que propuse la idea de ir a la capital.

DSC01375

“¿Para qué quieres ir ahí?”, “Va a ser como andar en Chihuahua pero más grande”, “El chiste es alejarnos del ambiente de la ciudad” fueron algunas de las frases que escuché de parte de mis padres en cuanto abrí la boca, sin embargo, dedicaron toda esa semana a pensarlo y a investigar sobre qué rayos quería hacer su hijo en otra ciudad en lugar de ir a descansar a la orilla del mar.

Sorpresa, ellos fueron los que comenzaron a decirme “Jorge, ¿Ya viste el acuario?”, “Hay cine 4D”, “Me gustaría conocer el museo Soumaya”, “¡Tacos de canasta!”. Con eso fue suficiente, y comenzaron los preparativos.DSC01224

Pasé aproximadamente ocho días en CDMX y sin exagerar puedo decir con toda la certeza del mundo que fueron los días más increíbles de mi vida, era como un campirano en la gran ciudad. Todo era gigante, los edificios eran enormes, la gente era increíblemente variada y única, era como una convención sobre diversidad y multiculturalidad día tras día; asiáticos, europeos, americanos, todos estaban ahí y paseaban felizmente.

IMG_20160328_160629411_HDR

Había visto grandes ciudades en películas y series, pero estar en una y sentir lo diminuto que soy al lado de esos enormes edificios no podía compararse de ninguna forma a lo que se ve en la pantalla. Caminar por la calle Reforma de tienda en tienda, comiendo en un lado y en otro lo que fuera que me encontrara era magnífico, me sentía en un mundo alterno y estaba maravillado con todo a mí alrededor.

DSC01027

Tuve la oportunidad de conocer decenas de lugares pero aun así siento que me hizo falta más tiempo ahí, no uno o dos días, habría deseado estar ahí y explorar por meses aquel lugar. Ocho días que me crearon una necesidad insaciable de conocer más ciudades y de viajar a lugares así de concurridos, ocho días que cambiaron mi perspectiva respecto a las grandes junglas de asfalto, ocho días que me hicieron apreciar de una manera más profunda lo que hay en México.

DSC00750

Ansío poder salir y conocer Nueva York, París, Shanghái, Bucarest, Sídney, Buenos Aires, Tokio, quiero recorrer sus calles y bañarme con el arte de las capitales del mundo.

Hay un mundo ahí afuera y estoy listo para sentirlo en mi piel.

DSC00900

– Jorge Castañeda

Wanderlust
Wanderlust
8 comments
1 reply
  1. pulsar aqui says:

    Acostumbro cada mañana buscar webs para pasar un buen momento leyendo y de esta forma he localizado vuestro articulo. La verdad me ha gustado el post y pienso volver para seguir pasando buenos ratos.
    Saludos

    Responder

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *