Entradas

extranjero

11 consejos si planeas viajar al extranjero

Cuando vas al extranjero todo es completamente diferente, encontrarás un millón de oportunidades para vivir una experiencia que te cambiará la vida; pero definitivamente, depende de ti qué tan increíble sea tu estancia, pues eres tú quien decide qué hacer, qué vivir, qué probar y qué caminos recorrer. Por eso AIESEC en México quiere ayudarte a vivir las mejores experiencias al viajar, y esta vez te traemos una lista de consejos para tomar en cuenta cuando visitas otro rincón del mundo.

viaje al extranjero

1. Informarte sobre el lugar al que vas: Antes de que llegue la tan esperada fecha de tu viaje, debes saber todo lo que puedas acerca de tu destino. En Google puedes encontrar toda la información que necesitas: Clima, número de habitantes, medios de transporte, sitios de interés, moneda local y su valor, costo de vida, incluso puedes hacer un recorrido por sus calles. También puedes usar aplicaciones como Use It, que se especializan en guías para viajeros jóvenes.
Si debes hacer escala en otra ciudad antes, ten en cuenta que hay países con diferentes pisos térmicos y puede que los climas de sus ciudades no sean iguales, prepárate para todo.

2. No empacar todo tu cuarto: Siempre trata de viajar ligero, empaca sólo lo que de verdad necesites, ropa cómoda, tenis, artículos básicos de aseo personal, pero no olvides empacar un lindo traje, que por supuesto, necesitarás. La maleta debe ser muy cómoda de llevar porque no sabes cuándo tendrás que cargarla sin descanso, o cuánto te toque caminar con ella sobre los hombros. Créeme, cualquier cosa puede pasar. ¡Ah!, y no se te olvide llevar cosas de tu país, ante todo siempre seremos embajadores de nuestra patria.

3. Comprar un seguro médico internacional: En nuestro día a día no estamos exentos de enfermedades o accidentes, mucho menos estando en el extranjero; como dice un adagio popular: “Mejor prevenir que lamentar”, por eso es necesario comprar un seguro médico internacional que tenga cobertura en los lugares que vas a visitar y así estar preparados ante cualquier emergencia.

4. Ir a una fiesta: En cada lugar del mundo, incluso dentro del mismo país, las fiestas pueden no ser iguales. Siempre habrá algo diferente: la música, el licor, la forma de bailar. Si no te gusta, por lo menos ve a una para luego poder decir que lo viviste.

fiesta en el extranjero

5. Disfrutar la gastronomía local: Es casi obligatorio probar los platos típicos del lugar que visitas, la comida siempre es un referente internacional de cada país y parte importante de su cultura. Ir al extranjero y no descubrir nuevos sabores es como un pecado viajero. ¿Te imaginas ir China y sólo comer en McDonald’s?

6. Usar el transporte público: Moverte en transporte público es como vivir la vida de un local, es sentirte parte del lugar porque estás viviendo su día a día, y por supuesto, es una experiencia totalmente diferente, ya que seguramente no es igual que en tu lugar de origen.

7. Ir al lugar más emblemático: Si visitas una ciudad y no vas a su lugar más popular es como si no hubieras ido nunca. Averigua cuál es ese lugar icónico y que sea una de las primeras cosas por hacer en tu lista.

8. Atreverte a algo: Si ya estás en un nuevo lugar, ¿por qué no atreverte a algo que no harías normalmente? Salta en paracaídas, nada desnudo, embriágate, enamórate, come algo extraño, haz bungee jumping, hazte un tatuaje o cualquier cosa que se te ocurra (por supuesto que no ocasione perjuicios personales o a terceros). Esto definitivamente hará única tu experiencia.

ateverse a algo en el extranjero

9. Comprar algo de recuerdo: Un llavero, un imán para la nevera, una figura de cerámica, una camiseta o cualquier cosa representativa del lugar que visitas con la que te puedas quedar y tener como recuerdo de ese maravilloso lugar.

10. Hacer amigos: Esto es algo que sí o sí debes hacer. No hay mejor tesoro que tener amigos en otros lugares del mundo, y sobretodo porque son estas personas las que te ayudarán a pasarla increíble. Pero no olvides mantener el contacto y cultivar la amistad luego del viaje, son amigos que no tienen reemplazo.

11. Tomar muchas fotos: Después de tus recuerdos en la memoria, son las fotos las que te harán vivir una y mil veces el haber estado ahí. Toma muchas, muchas fotos, no sabes si algún día podrás regresar.

Cada viaje que hagas dejará en ti una huella imborrable, te hará crecer y ver el mundo desde otra perspectiva, no lo dudes nunca, es la mejor inversión de tiempo y dinero que podrás hacer. Sigue al pendiente de nuestro blog, donde podrás encontrar más publicaciones como esta y no te olvides de seguir el Instagram de AIESEC México, donde encontrarás fotos de jóvenes que ya se han aventurado al extranjero.

¿Y tú, tienes el gen del viajero?

La mayoría de las personas sueñan con conocer el mundo, pero son pocas las que hacen de ello su única meta en la vida. El gen del viajero va más allá de tomar unas vacaciones en un lugar distinto cada seis meses;  el único anhelo de un verdadero viajero es poder recorrer todos los países posibles, poder ver con sus propios ojos los colores del atardecer en cada continente, y poder sorprenderse con los sabores que cada nuevo lugar ofrece.

11990474_10153180489225835_4267026726419393234_n

Las personas que nacieron con el gen del viajero son personas apasionadas y valoran cada aroma, cada color, y cada detalle que observan. Se adentran tanto en el país que visitan, que comienzan a adoptar su lenguaje, su folclor, y su forma de ver la vida. Es por eso que cada viaje se convierte en un encuentro consigo mismos.

cris

La esencia del viajero es amigable. Está dispuesto a conocer personas que cambien su manera de pensar y con quienes pueda intercambiar experiencias. La parte más difícil de dejar un lugar es despedirse de los amigos que hizo, y que lo acompañaron en su aventura por tierras desconocidas.

Aunque por momentos un viajero puede parecer impulsivo, la verdad es que aquellos que nacieron con el gen del viajero son pacientes. Un viajero no viaja sólo por arrebato, lo hace cuando siente la necesidad de rodearse de nuevos paisajes, cuando sabe que es hora de abrir la mente a nuevos pensamientos y de crear nuevas historias.

cris 2

Un viajero es decidido y no descansará hasta encontrarse en  su siguiente destino. Esa misma perseverancia se ve reflejada en cualquier aspecto de su vida, su meta es clara, ser feliz y disfrutar cada momento al máximo y todo lo que hace está encaminado a lograrlo.

Pero sin duda alguna la característica más representativa de quienes nacieron con el gen del viajero, es que cuentan con un alma valiente y fuerte. Se requiere de mucho valor para aventurarse a buscar la felicidad en rincones lejanos del mundo siendo motivado por el anhelo de su alma, y superando todos los retos que se le presenten, pero sin rendirse ni un sólo momento.

vale 2

Quizá tú naciste para ser un viajero y ni siquiera lo sabes. La mejor forma de averiguarlo es emprender tu primera aventura y dejar que la vida te lleve por destinos distantes.


Ivón España, 23 años

Estudiante de Mercadotecnia, Celaya

Sueño de viajar

Últimamente he estado pensando seriamente en esto: es necesario salir de la zona de confort y lanzarse a una aventura en la que no sabes que te espera.

No me refiero a los viajes que normalmente se hacen en vacaciones. Me refiero a un viaje para explorar el mundo, para descubrirlo y amarlo más. Uno que te haga saber que mi ciudad no es la única del planeta, uno que me permita conocer personas, culturas y, que me transforme. Y eso haré.

photo-1415859295608-27921edab0ac

¿Mi razón? No quiero vivir encerrado dentro de un entorno que me limite a lo que hay y a lo que todos hacen. Quiero experimentar lo que es desconocido para mí. En otras palabras, quiero vivir el mundo.

shoes-1110289

Conocer personas que nunca pensé conocer, visitar lugares hermosos, naturales y urbanos; comida exótica que no podría comer en ningún lado, y por supuesto, abrir mis ojos y tener una forma diferente de ver mí realidad.

¿Sabes por qué he comenzado a pensar así? Porque he conocido AIESEC. He descubierto que puedo hacer realidad mi sueño de viajar, y más allá, con un propósito.

photo-1450808452358-2bddc6d0ee16

El mundo es demasiado bello como para vivir en la monotonía, la mediocridad y el conformismo. He comprendido que es necesario disfrutar, conocer y experimentar la pasión de ir a otras fronteras, de vivir los sueños y lanzarse a lo nuevo.

El mundo es un lugar muy grande, sería una locura no vivirlo.

 


Jesús Alberto Pérez Banda

21 años, estudiante de Ciencias de la Comunicación.

Ciudad Victoria, Tamaulipas.