El precio de tener hermanos en todo el mundo

Cuando escucho que se acercan las vacaciones, mi mente parece que se abre ante un universo de infinitas posibilidades, como si ese breve periodo en el que tenemos menos responsabilidades se alargara para toda la vida.

Nos sentimos capaces y con la energía de hacer todo, ver películas hasta muy tarde, preparar el desayuno con calma todas las mañanas, disfrutar de un café en las tardes en compañía de nuestros amigos, ir a explorar los bonitos rincones aledaños de nuestra ciudad, en fin, pareciera que tenemos un libro en blanco a nuestra merced para empezar a escribir la mejor historia que se nos ocurra.

Si eres parte de AIESEC sabes que este pequeño pedacito de gloria, significa mucho más que eso. Nuestra historia comienza con un prólogo lleno de expectativas, al saber que las vacaciones son la época en la que muchos extranjeros llegan a nuestra ciudad.

Todas las pequeñas historias de nuestro libro se componen de los capítulos más bonitos, llenas de acentos raros, comida que no sabías que existía, anécdotas llenas de emoción , de lágrimas de felicidad al llegar, de tristeza al partir y unas cuantas otras lagrimas por comer picante.

Copy of 11796449_1469176356732421_7379464839168624651_n

Olvídate de los playlists para la playa, con las canciones que tan cuidadosamente habías seleccionado, ahora vas a escuchar todas las canciones del carnaval de Brasil en el camino.

7791_1688970581346080_1290902065125627206_n

 

¿Querías pizza para la cena? Olvídalo que te toca comer stroganoff, y que ni se te ocurra comerte ese ceviche peruano con tostadas! De las caipirinhas y el pisco sour mejor no digo nada.

DSCF0365

 

Es increíble la rapidez con la que te acostumbras a su acento, cuando menos piensas ya estas preguntando: Gente, o que vamos fazer hoje?

11707524_10207510712629964_4079877246992819064_n

Tristemente, todo libro tiene un desenlace y el nuestro siempre acaba donde empezó, en el aeropuerto que los vio llegar. Esta es la parte más difícil, ver como entran por la puerta hacia la sala de espera y te voltean a ver con los ojos llenos de lágrimas, no es fácil.

IMG-20151223-WA0003

Ahora no queda más que esperar el momento en el que puedas escribir nuevas historias cuando los vuelvas a encontrar, tal vez en su ciudad, tal vez en algún otro lugar del mundo.

 “Nunca volverás a estar completamente en casa de nuevo, porque parte de tu corazón siempre estará en algún otro lado. Este es el precio que se paga por  amar y conocer personas en más de un lugar”


 

 Daniela Niebla Covarrubias
22 años, estudiante de Economía
Culiacan, Sinaloa

Avatar
Redacción Local
0 comments
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *