Matrimonio infantil, ¿aún en el siglo XXI?

Imagina por un momento que todas las decisiones respecto a tu futuro han sido hechas, que todos los posibles caminos que antes se extendían enfrente de ti se han derrumbado y lo único que queda es un endeble puente, cuyo desenlace desconoces. Todo lo que deseabas se ha materializado en la realización de los deseos de tus mayores para ti.

Claro, eres un infante no hay mucho que puedas hacer estando desprovisto de recursos y experiencia, sólo el dejarte llevar pero algo que sí tienes es el derecho de tener una oportunidad para elegir qué vida debes tener.

Matrimonio Infantil2

El matrimonio infantil sigue siendo una realidad en el mundo, ya sea por alguna comodidad económica, por tradición o religión. No es con ánimos de criticar éstas últimas dos, pero los cambios que se imponen sobre el infante en esta nueva etapa, sus repercusiones en él son devastadoras y la discontinuidad que representa en su línea de tiempo es irrecuperable.

Algunos peligros de esto es el incremento de la brecha de inequidad de género. Peligro ya que las niñas dejan de lado la independencia de su cuerpo y se convierten en un objeto sexual (material) de su cónyuge “voluntariamente”, hasta el punto de ser violadas. Lo último las obliga a abandonar también la posibilidad de decidir cuándo ser madre, más aún si serlo o no.

Matrimonio Infantil3

También significa un probable descuido o tal vez la total renuncia a la escuela, lo que representaría un nuevo obstáculo, la dificultad casi al nivel de imposibilidad de conseguir un empleo dignamente remunerado, y por esto una independencia económica es prácticamente imposible.

Actualmente han habido legislaciones que prohiben el matrimonio infantil, ya que se han tomado en cuenta todos los problemas que genera en los 15 millones de niñas que este año contraerán nupcias, según datos de UNICEF. Hay un largo camino por recorrer para aliviar este problema pero no es el único que tenemos… aún así no por eso debemos de detenernos.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *