Lo que nos dejaron las Olimpiadas… discriminación

La funcionalidad de las nuevas plataformas digitales para ejercer vínculos sociales, sin duda, nos ha ayudado a ilustrar la realidad que vivimos aún en nuestros días: Seguimos inmersos en un mundo lleno de discriminación y prejuicios.

La prueba más reciente (y lamentable) deviene de lo acontecido en los juegos olímpicos en Río de Janeiro, Brasil, en donde la Gimnasta Alexa Moreno y otros atletas mexicanos, han sido víctimas de innumerables críticas respecto a su condición física, estatus y desempeño dentro de las competiciones, la mayoría, por parte de gente de la misma nacionalidad.

Alexa México

FOTO: Organización Editorial Mexicana

 

Una serie de sentimientos encontrados pueden venir hacia nosotros al saber que no basta estar en un nuevo siglo donde, supuestamente, vamos rompiendo con ideales retrogradas en beneficio de nuestro desarrollo generacional, sino que al contrario, se hacen más visibles y preocupantes puesto que como jóvenes estamos en el momento preciso para dirigir el rumbo social de nuestro país y todo parece indicar que no está sucediendo nada positivo.

Alexa Moreno Río 2016

FOTO: yucatanalamano.com

 

Viene entonces la serie de preguntas: ¿Necesitamos ser productores de ese tipo de contenido basura para sentirnos realmente satisfechos con nuestras vidas? ¿Nos es indispensable sentirnos superiores a nuestra propia gente, a nuestra propia raíz? ¿Qué estamos haciendo mal?

No escribo esto con la intención de que compartas con la leyenda: “¡Qué poca, esto es cierto!” sino que realmente te cuestiones si esto quieres para ti, para los tuyos, para México, ¿Este es realmente nuestro legado como la generación ‘’dominante’’ de las Tecnologías de la Información y Comunicación?, o peor aún, ¿Acaso no hemos emprendido siquiera el camino hacia la no discriminación que tanto predicamos?

Delegación Méx. CONADE

FOTO: Mexicanos en Río 2016 CONADE

 

 

Selene Aldana
Selene Aldana
3 comments
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *