¿Qué ha hecho AIESEC en mi vida?

Sin duda la pregunta más recurrente en mi mente desde que me uní a esta organización es: ¿qué ha hecho AIESEC en mi vida?, ¡NADA!… probablemente sea la respuesta de la mitad de mi familia, amigos y conocidos, y suena obvio, pues ¿en qué cabeza puede correr la idea de trabajar para generar la paz mundial?,  ¿en qué cabeza cabe la idea, de que TÚ puedes generar un cambio en la sociedad?, ¿quién es capaz de trabajar tantos minutos, horas, incluso días, sin esperar una recompensa material o monetaria?, ¿qué mente loca y retorcida se cree capaz de cambiar la vida de los demás cuando no es posible de controlar la suya?

Creo tener la respuesta y debo aceptarlo, yo pensaba igual que aquellos que no tienen la dicha de conocer lo que AIESEC hace, tenía la mente cerrada, una vida monótona y simple, sin sentido, sin algo interesante por hacer. No entendía de qué manera podía cambiar, al menos un poco, la sociedad en que la que vivo. Así que debo aceptarlo, pensaba igual que la mitad de mi familia, amigos y conocidos, ¿quién es capaz de trabajar para ayudar y cambiar la vida de los demás?

12891654_1696363490646002_8557729323352202558_o-2

Y sonaría lógico: aquellos con mente abierta, ideas claras, metas bien definidas, valores excelentes, una inteligencia brillante, sueños sorprendentes y corazones enormes. Claro, entender esto es complicado, pues vivimos en una sociedad donde la mayoría de las personas se han vuelto egoístas, simples, cotidianos.

11214383_10153489768153483_1374850348133225076_n
No puedo culpar, ni juzgar a las personas por no entender lo que AIESEC ha hecho en mi vida, pues no todos tenemos los mismos sueños, metas u objetivos, no todos hemos tenido la dicha de formar parte de una gran familia, o secta, como muchas veces lo hacen llamar mis conocidos, no todos tenemos la dicha de escuchar una canción y sentir esas ganas inmensas de bailar al recordar un congreso, no todos tenemos la dicha de tener amigos en otras ciudades, estados o países, no todos tenemos la dicha de entender qué es AIESEC.

13882243_10154432462043436_8279981446600767847_n

Por esto y mucho más no me he arrepentido de formar parte de este grupo de mentes brillantes y corazones enormes, ¿quién diría que cambiar la vida de más de 100 niños en un sólo día sería posible? Nunca imaginé trabajar en conjunto con otras ONGs. No imaginé que la mayor recompensa a 2 meses de trabajo fuera una enorme sonrisa, acompañada de un ¡GRACIAS! de un pequeño de tan sólo 5 años. Nunca imaginé entender la necesidad que tiene mi ciudad y mi país, de un poco de ayuda. Entender qué tan brillantes pueden ser unas manos unidas buscando cambiar un poco nuestro entorno. Nunca pensé sentirme tan feliz al trabajar.

celaya

Así que a todos aquellos familiares, amigos y conocidos que piensan que AIESEC no ha hecho nada en mi vida, les puedo decir con orgullo ¡QUE SÍ!, ha hecho mucho en tan sólo un año. He entendido lo que es ser empático, trabajar en equipo, me hizo encontrar mi lado humano. He comprendido que la mayor riqueza no son las pertenencias, sino las experiencias. Me ha hecho volver a soñar, despertar, vivir, llorar y reír, cantar y bailar, viajar y ayudar, pero sobre todo me ha hecho ¡FELIZ!, inmensamente feliz. Por esto puedo decirles que AIESEC ha hecho todo en mi vida, no me arrepiento de ser alguien que sueña, que ayuda, que con orgullo puede decir: ¡Soy de México y formo parte de AIESEC!


Luis Felipe Chávez Lara, Celaya

25 años

Redacción Local
0 comments
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *