Excusas: El nuevo vicio de los Millenial

El alcohol, el cigarro, apostar (entre otros) han sido marcados como vicios, señalados como algo que no se debe hacer porque nos daña ya sea física o mentalmente pero hay uno mayor, escondido en la repetición de los demás: las excusas.

Se puede argumentar que no hacen tanto daño como otras pero la realidad es que se han convertido parte de cómo construimos nuestro día a día.

procrastinar 1

No es la procrastinación, ni las consecuencias que vienen después, ni el escudarnos para “legitimizar” nuestra acción (o la falta de ellos), es la suma de todos esos elementos que se puede resumir como miedo a afrontar la realidad tal y como es.

Sí, tal vez nos compra más tiempo, ayude a que le caigamos bien a una persona (o a un grupo), a no ser reprendidos, etc. pero ¿y si mejor hacemos las cosas? Digo, nos evita el pesar de estar maquinando el próximo best seller que igual nos quita tiempo.

Sinceramente había olvidado que tenía que escribir este artículo y mi mente ya había saltado a mil y un escenarios explicándole a mi editor el porqué no lo había hecho, en vez de simplemente escribirlo usando todas excusas que me inventé, pareciera que la imaginación se activa más cuando tenemos que inventar algo así.

excusas 2

Pero las excusas también pueden ser benéficas, no está de más tener algún pretexto para emprender un nuevo proyecto, aprender algo nuevo o visitar un nuevo lugar. Si se usan como complemento para mejorar dejan de ser vicios y se convierten en motivos.

Con este artículo no quiero decirte que yo no lo hago, tampoco estoy diciendo que ya no lo hagas sino que lo sigas haciendo pero enfocado a algo que te ayude ¿y si mejor te das una excusa para que te vayas de voluntariado?

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *