Cómo Colombia cambió nuestras vidas

“Mi proyecto fue enseñar inglés a mujeres y niños en la Secretaría de la Mujer en Bogotá. Aprendí de una cultura diferente a la mía, a disfrutar la vida y sobre todo a servir y ayudar a los demás.” – Vanessa García.

Vanessa García, de 26 años, y su hermana Frida, de 21 años, viajaron a Colombia buscando una experiencia de crecimiento personal, y eligieron ser voluntarias en el proyecto We Speak en Bogotá, Colombia.

Frida llegó sabiendo poco de Colombia y volvió a México con un gran sabor de boca gracias a todas las maravillosas personas que pudo conocer allá. “Hubo una junta de recibimiento con el comité de AIESEC el día siguiente de que llegamos y eso nos hizo sentir como en casa.” Pero a pesar de hacer amigos desde el primer día, generalmente estar fuera de casa tanto tiempo puede llegar a ser difícil en algún momento del viaje. La familia anfitriona que la recibió en Bogotá, fue muy importante para ella durante esas 6 semanas. Le enseñaron todo lo que necesitaba saber sobre la cultura colombiana y estuvieron presentes en esos momentos difíciles cuando ella más extrañaba a su familia mexicana. 

Frida, Vanessa y su familia anfitriona.

Hablando de Colombia, que es un país que ha pasado por conflictos, como muchos otros, y que los ha superado gracias a las personas que han luchado por un cambio. Colombia tiene muchas similitudes culturales y sociales con México, la alegría y calidez de las personas te envuelve desde el primer momento en que aterrizas en el aeropuerto. Simplemente no hay forma de que pases un mal rato en ese país tan maravilloso. Todas estas personas que luchan por sus sueños e ideales, son de quienes debemos aprender, y a través de un proyecto social como este es la mejor manera de darte cuenta qué puedes hacer tú para aportar a resolver problemas globales tan preocupantes como es la falta de educación de calidad.

 

La oportunidad que tuvieron de conocer una cultura y una realidad diferente a través de este proyecto de voluntariado, les dio una perspectiva nueva para entender los problemas que enfrentan los países hoy en día. A pesar de que estuvieron juntas la mayor parte del tiempo, esta fue una experiencia totalmente distinta a cualquier otro viaje que habían hecho antes, pues las hizo salir de su zona de confort. Fue durante este voluntariado en donde aprendieron a valorar muchas cosas pero sobre todo, su país: México

 

Nos enamoramos del voluntariado. Junto con 7 chicos de El Salvador, tuvimos la tarea de enseñar inglés a mujeres de diferentes edades.  Ellas fueron súper amables con nosotros, nos enseñaron a movernos en Bogotá, a usar el transporte y la moneda local.” -Frida García

We Speak

Vanessa y sus alumnas de inglés.

Suena como una experiencia retadora el viajar a Colombia a enseñar inglés a mujeres que tienen una trayectoria emprendedora, pero fue justo esto lo que le dió un valor agregado a este proyecto de voluntariado. Frida y Vanessa, pudieron conocer las historias de estas mujeres y darse cuenta de la importancia del empoderamiento femenino, que finalmente es una herramienta muy poderosa para impulsar la educación. En este proyecto hubo un ganar-ganar, las mujeres obtuvieron una herramienta muy importante con la que no contaban: el idioma inglés. Frida y Vanessa, y sus compañeros salvadoreños desarrollaron habilidades como: liderazgo y comunicación, pero sobre todo, lograron reforzar valores como la solidaridad, el respeto y la amistad. Además, volvieron a sus países con nuevas ideas para emprender así como lo han hecho sus alumnas bogotanas.

 

En AIESEC en México, como miembros y voluntarios, nos preocupamos por estos pequeños grupos de personas que no tienen acceso a la educación pues probablemente no contaron con las mismas oportunidades de nosotros. Es por esto que nos sumamos a combatir el Objetivo de Desarrollo Sostenible de la ONU #4: Calidad de la Educación, a partir de proyectos que impulsan la educación, como es el caso de We Speak, el proyecto en el que participaron Frida y Vanessa. Ahí no sólo se ayudó a un pequeño grupo de mujeres de Bogotá a adquirir conocimientos del idioma inglés, sino que también hizo que sus voluntarios aprendieran sobre la historia de la mujer emprendedora y el empoderamiento femenino.

 

Después de todo lo vivido y aprendido durante un mes y medio en Colombia, Frida y Vanessa tuvieron la oportunidad de conocerse más a sí mismasVive tu propia historia de descubrimiento, desarrollo e impacto en el extranjero y súmate al trabajo de miles de voluntarios internacionales que buscan alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Para hacerlo, regístrate aquí.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *