OPORTUNIDADES

Ciudades inesperadas: un recorrido por Panamá

Panama-CityDiversidad, modernidad e historia. Esas son las palabras que describen a la hermosa Ciudad de Panamá. Antes de comenzar este viaje pensé que un par de días bastaba para conocer una ciudad de la que se habla muy poco y que sólo es conocida, generalmente, por un atractivo: el canal.

Juzgar un lugar por los comentarios de otros es algo que definitivo no debemos hacer. Así que este sólo es un relato de un poco de lo que viví en Panamá, una ciudad que me enamoró por muchos motivos y que me sorprendió por otros.

El primer shock que viví fue el clima. Llegué en pleno invierno pero al descender del avión sentí un bochorno impresionante: 37ºC a las 10pm, era como un verano. Después entendí que, por su ubicación, en realidad Panamá no tiene estaciones climáticas tan definidas como las nuestras, (de hecho creo que no tiene) y siempre se siente un calor impresionante.

Después de la lucha por salir del aeropuerto veía a todas las personas con outtfits muy primaverales y yo lucía como un pingüino perdido en el desierto. Y sí, leyeron bien, “la lucha” pues también descubrí  que Panamá es una ciudad muy segura, ordenada y estricta. Las personas del aeropuerto no me dejaban salir porque no tenia la dirección en la que permanecería esos dos días y no tenía manera de comunicarme con mi amiga para pedírsela.

Después de un par de horas logré salir y la aventura cambió por completo. Lo primero que hice después de dejar las maletas fue conocer la Cinta Costera, para ver la ciudad de noche. Sin duda esa primer impresión de la ciudad me impactó, la vista es maravillosa. Edificios modernos, luces, puentes y mar. Para mí, era un sueño.

Después de mi única noche ahí, lo que siguió fue conocer la ciudad de día. Panamá Viejo y Panamá Nuevo. Aún me cuesta trabajo decidir cuál de las dos partes de la ciudad es mi preferida. Una está llena de historia, calles coloniales y bohemias, arquitectura  art deco y un ambiente de serenidad inexplicable. La otra, Panamá Nuevo, destaca por su arquitectura moderna, la elegancia y el movimiento de una ciudad de negocios y lujo en el centro de América.

La gente que tuve la oportunidad de conocer se portó excepcional conmigo y, aunque también me topé con gente mal humorada, mi experiencia con las personas es muy positiva. Todos amables, dispuestos a ayudar y siempre curiosos por conocer mi país y cultura.

7524_05

La moneda fue algo que me causó conflicto al inicio, pues algunos me decían Balboas pero yo solo veía dólares por doquier. Después de platicar con algunos amigos me explicaron que la moneda oficial es el dólar, y todos los precios giran en torno a él. Existe el Balboa Panameño como tal, pero nadie los utiliza y es una moneda un poco difícil de conseguir, pero finalmente pude cambiar un dólar por un balboa para tenerlo de recuerdo.

Y, cambiando de tema, es verdad que las cosas en Panamá son muy baratas, bueno algunas. Los shopping centers son enormes y muy diversos, que un día entero no basta para recorrerlos; y también son esenciales para refrescarte después de caminar algunas horas, pues el calor es tan intenso que el aire acondicionado de cualquier lugar cerrado son perfectos para quitarte el calor.

11060028_10207279158843900_3282960929501863144_nPero sin duda alguna disfrutar de la ciudad es lo mejor. El mirador Ancón es espectacular para apreciar desde las alturas las dos partes de la ciudad; el Canal de Panamá, en primer instante, puede parecer poco interesante, pero después de la explicación e historia resulta muy asombroso, y mejor aún si al mismo tiempo de la explicación puedes ver a un barco pasar, eso es suerte.

En cuanto a comida no tuve la oportunidad de comer algún platillo típico de ahí. Pero espero volver y disfrutar de todo lo maravilloso de esta ciudad,  ciudad que nunca había pensado en visitar pero que me enamoró desde el primer momento en que la vi.

11659419_10207279231085706_378923324557589506_nAsí que, mi único consejo el día de hoy es: no descartar destinos.

Cada viaje es una oportunidad para conocer otra parte del mundo. Quizá las ciudades de las que todos hablan, como París, Roma o Berlín (por mencionar algunos) son las únicas que vienen a tu mente cuando piensas en viajes o intercambios, y no dudo que esos países tengan mucho que ofrecer y cosas maravillosas que mostrar, pero también existen lugares increíbles como la Ciudad de Panamá, que te pueden dejar boquiabierto.

Experimenta y viaja a lugares que no imaginabas…

AIESEC Mexico
AIESEC Mexico
8 comments
1 reply

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *