AIESEC en mi vida

No sé si a ustedes les ha pasado, pero hay momentos que cambian las circunstancias de nuestras vidas, y hoy les voy a hablar acerca del cambio repentino que me sucedió hace poco más de un año. Sí, lo adivinaste, fue encontrar un lugar donde me llené de retos que me ayudaron a crecer de una forma u otra.

Mi primer acercamiento con AIESEC, como el de muchos, fue cuando una amiga me explicó que la organización daba la oportunidad de realizar voluntariados y prácticas profesionales en el extranjero. Después de la entrevista para realizar un voluntariado, el cual lamentablemente no pude realizar en ese momento, me decidí por entrar a la organización en otras de sus modalidades de voluntario, como miembro. Así entré al equipo de intercambios sociales salientes.

Foto1blog

Después llegó el momento de conocer a mis “líderes de equipo”. Cuando fue mi primer encuentro con el vicepresidente de mi nueva área, Santiago Quintanilla, estaba sumamente nerviosa, no tenía ni idea de cómo reaccionar, afortunadamente desde el principio fue muy lindo y lo mejor es que me hizo sentir como de la familia. Poco a poco empezó mi capacitación acerca de cuál sería mi labor como miembro de la organización.

Otro suceso importante sucedió a las semanas de haber entrado, hubo elecciones para presidente de AIESEC en Puebla para 2016, así que después de un proceso muy formal. Jesús Orozco, quien resultó electo, me invitó a aplicar para su mesa directiva y de esa forma tomar el siguiente paso en la experiencia de AIESEC, siempre recordaré sus palabras: “tienes asegurado no quedar así que no hay nada que perder, sólo hazlo”.

Presentation2

Sin embargo, no quería aplicar, pues no había tenido un trabajo relevante dentro del área por lo que me sentía insegura. Después de analizarlo un rato, y aún llena de miedo y nervios, lo hice. La noche de la elección, la mejor sensación fue ese cubetazo de agua fría, pero ¿por qué? Si además de estar estar casi congelada el agua hacía mucho frío, bueno sabía que vendrían grandes retos, los cuales no han parado de caer durante todos estos meses, y que de ellos lograría aprender tantas cosas que podría aplicar en otras cosas.

IMG_4008

A un año como vicepresidente de voluntariados salientes, me faltan palabras para explicar esta experiencia. He vivido de todo y ha valido completamente la pena, desde las risas, hasta la desesperación y el llanto por no saber cómo cumplir con las metas o guiar a mi equipo. Pero eso sí, siempre al lado de una mesa directiva a la que considero mi segunda familia que ha estado conmigo en todo momento, y sobre todo ahora que me doy cuenta que parte del legado que quería dejar era tener un equipo unido y estoy segura que lo hemos conseguido.

IMG-20160730-WA0010

Estoy muy contenta por saber que nuestras metas se están cumpliendo (aunque aún falte, no paramos de trabajar para lograrlas) , al mismo tiempo siento la nostalgia porque estoy a punto de terminar con mi periodo como vicepresidente, del cual estoy segura que mi sucesor hará un gran papel y llevará a que más mexicanos cambien su vida e impacten México.

AIESEC durante todo este tiempo me ha retado día a día a dar lo mejor de mi pero sobre todo a desarrollarme, ¿a ti qué te ha dejado?

Cecilia Berenice
Cecilia Berenice
10 comments
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *