5 cosas que te harán sentir viejo

Hay veces que nos levantamos temprano y nos quedamos sentados en la cama pensando en todo el tiempo que ha pasado, ese sentimiento de crecer, tal vez más de la cuenta según nuestra percepción nos empieza a pesar y nos hacemos “viejos” antes de la cuenta. Para mí hacer estas cosas logran ese efecto:

1. Videojuegos

Nintendo Gameboy

Encender tu consola ya sea portátil o no y continuar con tu partida, entrenar para derrotar a ese líder de gimnasio o recolectar más rupias, correr en los matorrales para que aparezca el que te falta de atrapar o utilizar esa nueva arma para poder pasar un obstáculo. Sí, estoy hablando de Pokémon y Legend of Zelda que coincidentemente cumplen 20 y 30 años, respectivamente, aún así eres más chico que Link… pero seguramente más viejo que Pikachu.

2. Redes sociales

Redes

¡Uy, está foto me encantó! ¡quiero que todos me vean! Mis pensamientos, mi diario, mi espacio de expresión, súper novedoso ¿no? Claro, hace 10 años porque tanto Twitter como Facebook tienen al menos una década de existencia.

3. Familia

manejar

¿Recuerdas cuándo conociste a tu/s hermano/s menor/es y cómo sistemáticamente te encargaste que tuvieran la culpa de tus travesuras? ¿o cuando lo/s ayudaba/s con tarea? Ahora te encuentras despertando a mitad de la noche para ir a recogerlo/s de una fiesta y preguntándote cuándo te convertiste en su/s padre/s, sobra decir que los tienes que levantar temprano porque ya es hora que vayan a clases… en la universidad.

4. Hits de música del momento

NSYNCAdemás, de camino a casa empieza en el radio a sonar la canción que tu herman@ se esmeró en hacerte escuchar cuando fuiste por él/ella, y sólo pensaste (aún piensas) que sólo es ruido aleatorio ¿en dónde quedaron los éxitos de las boy bands? ¿y la princesa del pop? ¿y el pseudo punk que te hacía sentir muy rudo? Probablemente en un disco compacto, en la sección de descuentos de alguna tienda de música.

5. Que los niños te digan señor

pexels-photo-38940-large

Realmente no hay una clara definición de cuando uno se convierte en señor/a es un golpe bajo cuando te llaman así y ni siquiera estás cerca de sentirte como uno.

Aunque por muy jóvenes que seamos es imposible negar que todos los años que hemos vivido parecen una eternidad debido a la gran cantidad de experiencias que llenan cada segundo de los cuales están compuestos. Pero aún falta mucho por hacer ¿qué tal un voluntariado?

Enrique Flores
Enrique Flores
0 comments
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *