¿Cuáles son tus cartas para este 2016?

Año nuevo ha pasado y la gente ha hecho sus propósitos como es tradición, hacen un contrato verbal con ellos mismos para lograr ciertas metas para el 2016 o darle un giro a sus vidas y dedican los próximos días a luchar por eso a lo que se comprometieron. Muchos abandonan el campo de batalla a la primera semana.

8

Las verdaderas cuestiones son, ¿Tú vas a luchar por aquello que te propusiste? ¿Tienes idea de cuál es tu motivación? Hablo de aquellas cosas que has soñado desde hace ya tiempo, objetivos que quieras cumplir de una u otra forma.

Dale dirección a tu vida si no lo has hecho aún, aprovecha este nuevo comienzo simbólico para comenzar algo nuevo, algo trascendente que te impacte a ti y a los que te rodean.

Imagen 1

Atrévete a vivir algo nuevo, realiza ese viaje con el que has soñado desde siempre, visita un país desconocido, toma un voluntariado en otro país y pon tu granito de arena para hacer del mundo un mejor lugar, aprende un nuevo idioma y has amigos alrededor del mundo, las posibilidades son infinitas, y tan variadas como las puedas imaginar, sólo debes decidir que hoy es el momento.

Has tuya esa vida que ves en personas famosas que con sólo su testimonio motivan y conmueven al mundo entero, no hay límites, rompe estándares y crea nuevas expectativas, mira al mundo bajo una óptica diferente, transforma tu vida ahora que puedes, tienes el potencial.

Nunca bajes la guardia, así como tus cartas pueden traer éxito siempre hay tropiezos y caídas, enfréntalas y aprende de cada una de ellas sin importar cuán duro sea el golpe, fracasar y errar es natural, si fue útil o no depende totalmente de cómo juegues así que, nunca seas víctima de la trampa de la negatividad.

Sólo tú puedes decidir donde se encuentran tus límites, tus decisiones y acciones te han traido a donde estás parado.  Ahora pregúntate a ti mismo: ¿Es esta la persona que quiero ser? Y si tu respuesta es negativa, ¿por qué seguir haciendo lo que has hecho hasta el día de hoy?

Encuentra tu causa, y cuando lo hagas, lucha por ella con todas tus fuerzas. En AIESEC te ayudamos a lograr tus metas. 

– Jorge Castañeda

Yo tampoco sé usar LinkedIn

LinkedIn es la tercera red social con más tráfico de usuarios y aún así muchos desconocen su existencia y menos los beneficios que pueden explotar al tener un perfil en dicha red. Al menos yo no la aprovecho (ya sé, me da pena  el decir eso siendo un millennial). También vale la pena mencionar que la nueva tendencia de reclutamiento en los departamentos de Recursos Humanos es a través de esta herramienta.

Mientras que podemos alocarnos en Facebook y Twitter al compartir información de un tinte más personal, en Linkedin podemos mostrar nuestra cara más profesional. Pero ¿cómo mostrarla? O mejor dicho ¿cómo mostrar nuestra mejor cara profesional? Aquí te dejo unos consejos para que logres captar la mayor atención posible:

1-Un perfil fuerte:

Fuerte

No me refiero a que en tu foto de perfil salgas mostrando tus músculos, quiero decir que lo detalles lo mejor posible, poniendo la mayor cantidad de información acerca de ti en la forma más concisa. Ya que estamos en eso de hablar de ti algo muy importante a tomar en cuenta es el no decir mentiras, puede que aún no tengas mucha experiencia pero es mejor eso a que descubran que no sabes hacer lo que decías saber.

Tener un encabezado y resumen que resalten tu personalidad son obligatorios, condensa en ellos todo lo que quieras que la gente asocie a tu persona, usa palabras clave y así le facilitas el trabajo al motor de búsqueda para que tu perfil aparezca. Es necesario que personalices el URL de tu perfil, para esto hay opciones dentro de LinkedIn. Y no pongas fotos de tus mascotas en la de tu perfil.

2-Habla de ti:

Hablar

Tu perfil es el lugar perfecto para explayarte acerca de lo qué has hecho ¿tienes alguna experiencia de voluntariado? ¿has completado algún diplomado? ¿sabes francés? pues es momento de hacérselo saber a los demás. Escribe como si estuvieras conversando con alguien, cuéntale tus logros, lo que haces cuando no estás trabajando, lo que te apasione, etc. Incluso hay una sección para subir archivos multimedia para complementar.

 3-Involúcrate en grupos:

Grupo

Sí, únete a ellos, específicamente a los que sean de tu campo laboral ¿y luego qué? Ahora es tiempo de que seas parte de discusiones (polémicas o no) acerca de tu profesión ¿para qué si no te gusta la grilla? Haciendo eso muestras compromiso hacia tu entorno profesional. Por si fuera poco vas a conectar con gente y tu red se expandirá.

Realmente deseo que estos consejos te ayuden a explotar esta herramienta y si aún no tienes un perfil en LinkedIn ¿qué esperas? es hora de que lo hagas, hay que aprovechar nuestra sangre millennial y usar las redes sociales también para nuestra faceta laboral.

¿Qué tan domesticado estás?

Ya hace mucho tiempo Nietzsche dejó claro que su concepto de civilización implicaba un gran nivel de sometimiento y domesticación impuesta por nosotros mismos ¿y a qué nos sometemos? A las reglas que se imponen para llegar a ser “civilizado”, lo que sea que eso signifique, incluso si esas reglas son ilógicas o contraproducentes.

16

Pero no siempre lo que se quiere de verdad está por ese camino, hay veces que todas esas normas sirven más como un estorbo que un beneficio y lo más graciosos de esto es que nosotros aceptamos seguir estos impedimentos de forma voluntaria. No nos “salimos del guacal” por miedo de ser tachados de locos y de quedarnos solos porque posiblemente no encajaríamos en ningún lado.

Entonces ¿qué hacer? Romper las reglas, suena fácil sólo que hacerlo no lo es por todo la anteriormente mencionado, sin embargo, si lo único que queremos es agradarle a los demás pues nunca vamos a lograr lo que nos proponemos.

revolucion

Muchas veces vamos a escuchar que no se pueden hacer las cosas de una forma u otra pero la mayoría de esas ocasiones es porque nadie lo ha intentado de esa forma antes. No te sientas mal si siempre estás en búsqueda de más, si quieres ser reconocido por todo lo que superaste para llegar a tu meta en vez de ser recordado por siempre conformarte con lo que se te daba.

Y aunque no lo creas, no estás solo una vez que decides ya no seguir los cánones establecidos al menos, conozco un grupo de personas que tomaron la decisión y están cambiando el mundo día a día, regístrate aquí, únete y rompe las reglas.